Edhasa

Realizar una búsqueda avanzada +

Historia de la Argentina olvidada

Un viejo dicho, casi imposible de desmentir, afirma que la historia la escriben los vencedores. Primero la escriben durante el presente, cuando tratan de ocultar aquellos hechos condenables de los que son responsables. Luego  siguen negando esos hechos, a veces apelando a justificaciones absurdas, a veces ignorando las evidencias. Una y otra vez negando la realidad.


La Argentina, se sabe, no ha sido ajena a este tipo de operaciones. Desde su origen mismo, y desde antes, cuando su territorio era parte de las Colonias españolas y se ocupaban las tierras de los pueblos originarios, se saqueaban riquezas, se exterminaba si era necesario. Y fue necesario.


A partir de 1810, la historia da un giro radical, pero una cierta consigna se mantiene: la persecución, y a veces la muerte, de los que son diferentes. Pueden ser indios, mestizos o “cabecitas negras”; inmigrantes (que no fueron tan bien recibidos como tiende a pensarse), judíos, u homosexuales; comunistas, anarquistas o cualquiera con un dogma político que se opusiera a la ideología reinante. En cuanto esos otros amenazaban un cierto orden, una cierta jerarquía, se convertían en enemigos. Desde Rosas y la Mazorca al bombardeo de la Plaza de Mayo en 1955, pasando por la campaña de Roca en el desierto, la Semana Trágica, la infausta y xenófoba Liga Patriótica Argentina, la intolerancia ha sido una constante de la vida nacional.


En este libro, Ignacio Montes Oca cuenta y analiza la historia argentina en su conjunto, desde antes de la Revolución de Mayo hasta el derrocamiento de Perón. Pero lo hace de un modo absolutamente original, con un ojo puesto en la historia general del país y otro en los episodios más oscuros y dolorosos. Que son parte central de nuestro pasado, por más que tiendan a verse como excepciones o lamentables desvíos. Al cabo, Historia de la Argentina olvidada es el relato de aquellos acontecimientos que queremos olvidar, que son decisivos y que expresan, quizás mejor que nada, nuestra identidad. Es una mirada valiente de nuestro pasado, sin concesiones ni disculpas, sin exageraciones tendenciosas. 

Noticias Relacionadas

  • Motivaciones para la crítica
  • Motivaciones para la crítica

    Medio: La Prensa
  • "Videla y Astiz eran la forma moderna de la inquisición"

    Medio: Télam