Edhasa

Realizar una búsqueda avanzada +

Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: Una introducción

Hace unos veinte años, una noche en que nuestra enorme familia estaba sitiada por las paperas, mi hermana menor, Franny, fue trasladada con cuna y todo a la habitación evidentemente libre de microbios que yo compartía con mi hermano mayor, Seymour. Yo tenía quince años, Seymour diecisiete. A eso de las dos de la mañana, la nueva compañera de cuarto me despertó con su llanto. Me quedé quieto, en posición neutral durante unos minutos, escuchando el berrinche hasta que oí o sentí que Seymour se movía en la cama próxima a la mía. En aquellos tiempos teníamos una linterna sobre la mesita de noche entre los dos, para casos imprevistos que, por lo que recuerdo, nunca se presentaban. Seymour la encendió y salió de la cama. (J. D. SALINGER)

De la misma colección

  • Ulises
  • La escuela de Satán
  • El sueño del señor juez
  • Egotrip
  • El vendedor de pasados
  • Un hombre bueno
  • El árbol y la vaca
  • Contrafrente
  • Sobre mí mismo
  • El arresto
  • Teoría general del olvido
  • La cena de Electra
  • Ciudad del hombre
  • Reproducción
  • El fin de los días
  • Chaco For Ever
  • Cardenio
  • Hasta que te conocí
  • Villa
  • El cielo de los animales

Clásicos Contemporáneos

  • Ciego en Gaza
  • Cuentos selectos
  • Domingo
  • Cuentos selectos
  • Viaje al fin de la noche
  • Sobre mí mismo
  • Cuentos selectos
  • Cuentos selectos
  • Ciudad del hombre
  • Correspondencia y poemas
  • Lo que no quise decir
  • La muerte en Venecia & Mario y el mago
  • El guardián entre el centeno
  • Contrapunto
  • Narciso y Goldmundo
  • Cuentos maravillosos