Edhasa

Realizar una búsqueda avanzada +

  • Descripción de la imagen 1

Un libro de Daniel Bensaid alude a los espectros de Marx

  • Periodista: Telam Agencia de noticias
  • Publicada en: Télam,

Publicado por Edhasa e ilustrado por Rep, el libro fue escrito por el ex dirigente estudiantil quien no alcanzó a verlo en las librerías, a causa de su muerte, en enero de 2010.

Daniel Bensaid nació el 25 de marzo de 1946 en Toulouse. Fue profesor de Filosofía en la Universidad París-VIII, el dispositivo educativo por donde también pasaron Jacques-Alain Miller, Michel Foucault, Alain Badiou, Gilles Deleuze y Francois Regnault, entre otros.

Publicó, entre otros libros, "Cambiar el mundo" (2002), "Marx intempestivo" (2003), "Resistencias" (2006), "Elogio de la política profana" (2009) y "Fragmentos descreídos" (2010).

El volumen abre con una cita de Jacques Derrida: "Sería un gran error no leer y releer a Marx, no polemizar sobre él. Pero será cada vez más una falta de responsabilidad teórica, filosófica y política".

Escribe Bensaid: "Ya hace mucho que una prensa vocinglera anunciaba triunfalmente al mundo la muerte de Marx. Expresaba, así, alivio por su desaparición, y el temor que su retorno infundía". Y lo que más se siente hoy, justamente es ese retorno.

La edición alemana de "El Capital" ha triplicado sus ventas.

En Japón, su versión `manga` se convirtió en bestseller. Jacques Attali, "al tiempo que tira flores a Marx, sugiere inspirarse en `el importante rol de los fondos de pensión y de los mercados financieros americanos`".

¿Estamos ante una banalización de Marx, el capítulo fast-food, momificado, de una pieza clave de la modernidad industrial en la época del tardocapitalismo? Si así fuera, sostiene Bensaid, "nos quedaríamos con un Marx sin comunismo y sin revolución, con un Marx académicamente correcto": un analista del capital antes que un revolucionario.

Pero ¿es qué puede ser de otra manera? Puede ser de otra manera, "en la medida que se piense que la economía liberal, destructora de la tradición, la idea de patria, suelo y sangre, es impensable sin la memoria y sin herencia de un cierto Marx", afirma el francés.

Es decir: tomando en cuenta que no existe economía que no sea una economía política, es "Marx el gran descubridor de otros mundos posibles".

En principio, desarrolla Bensaid en el libro, el analista del capital es el más preciso, sutil y poderoso instrumento de estudio de la economía, esa ciencia conjetural que hoy más que nunca, dibuja la distribución de los privilegios en todos los rincones del globo.

El comunismo de Bensaid es la idea de una política pragmática, que parasita los errores ajenos (la crisis de las hipotecas, el fracaso de la Unión Europea, la gigantesca deuda pública de los norteamericanos, el déficit de la inteligencia cognitiva) menos para `humanizar` al capitalismo sino para administrar, formas novedosas de autogestión.

"Si se quiere decir que en Marx no existe una teoría de la democracia parlamentaria, en el sentido en que la entienden las ciencias políticas, esto es un hecho. Y no podía ser de otro modo.

Marx es un cronista ignorado de la vida parlamentaria inglesa".

Y agrega el autor: "Además, en su época, en Europa no había ningún régimen parlamentario. En cambio, sí encontramos en él una crítica de la razón de Estado que va de la mano de la crítica de la economía política".

Bensaid, en este libro, trata de esbozar que los sistemas parlamentarios, en la época de la globalización, son poco menos que perspectivas para el despliegue de unas fuerzas productivas que con sus contradicciones están dando forma, imperceptiblemente, a un mundo postcapitalista.