Edhasa

Realizar una búsqueda avanzada +

  • Descripción de la imagen 1

Símbolos de la historia reciente

  • Periodista: Raquel Loiza
  • Publicada en: ADN La Nación,

octora en Historia y Teoría de las Artes (UBA), curadora, docente, Viviana Usubiaga publica Imágenes inestables , una historia de arte sobre la producción de las artes visuales argentinas de una época compleja y de grandes contrastes. Abarca de 1981 a 1989, con nombres que van de Antonio Berni a Alfredo Prior y Guillermo Kuitca; es decir: el último tramo del régimen militar y el regreso a la democracia con el triunfo de Raúl Alfonsín. Usubiaga centra su relato en los momentos políticos y socioculturales más relevantes de ese período e indaga cómo estos acontecimientos fueron simbolizados en las artes visuales, en especial la pintura. En la introducción sintetiza los principales lineamientos de su investigación y define las "imágenes inestables" como aquellas obras de fuerte carga regional que sugieren la elaboración de los tiempos traumáticos vividos en la dictadura. En lo formal, presentan "composiciones abigarradas de elementos que niegan sus propias correspondencias, espacios desequilibrados y una figuración precaria en cuanto la precisión de formas".

El primero pone en escena las antagónicas vertientes interpretativas sobre producción artística de los 80. Se reflexiona, por un lado, sobre un escrito de Antonio Berni de 1981, año de su muerte, en el que alertaba sobre la situación ambigua de las vanguardias latinoamericanas y "la gestoría de personajes ajenos al arte". Se explora, por otro, la serie de iconografía religiosa y las últimas obras del influyente artista, "alegorías" de la violencia ejercida en la Argentina. Ese año, el crítico italiano Achile Bonito Oliva comenzó a difundir los principios de transvanguardia, en especial, y de neoexpresionismo alemán en Argentina, invitado por Jorge Glusberg, quien organizó ecléticas ediciones de La Nueva imagen. Postula Usubiaga que cierta crítica utilizó esas nociones para interpretar la producción de los artistas, soslayando las incertidumbres históricas que emergían en el arte argentino en aquel tiempo.

El segundo señala cómo la derrota de la guerra de las Malvinas y el llamado a elecciones generaron un clima más distendido y los artistas pudieron salir a ocupar espacios que dejaba la dictadura en retroceso. Luego se tratan "las artes visuales en tiempos de libertad" y se pasa revista a las múltiples manifestaciones que afloraron en los artistas de distintos lenguajes, los nuevos lugares de exhibición y producción en los que hubo asociaciones espontáneas entre actores, plásticos, músicos, poetas, el movimiento underground y los jóvenes de artistas. También se analiza la participación argentina en la Bienal de San Pablo de 1985.

El gran acopio de información y testimonios que ofrece esta historia de arte la convertirá, sin duda, en una obra de consulta, pero el interés mayor radica en el análisis riguroso y lúcido, a veces vehemente, con que desenmaraña el confuso panorama teorético y el honesto modo para interpretar los hechos artísticos del período que investiga.

Imágenes inestables

Por Viviana

Usubiaga

Edhasa

376 páginas

$ 95