Edhasa

Realizar una búsqueda avanzada +

  • Descripción de la imagen 1

Francisco tiene quien le escriba

  • Periodista: Ezequiel Martínez
  • Publicada en: Clarín,

Hubo un momento, un instante imperceptible pero definitivo, en que el gesto se volvió contagioso hasta la epidemia, apoderándose de las docenas de invitados a la inauguración, la semana pasada, de las nuevas oficinas de Random House Mondadori en Buenos Aires, junto con la presentación formal de su nuevo director editorial, Juan Ignacio Boido. La cosa fue así: sobre los escritorios del salón se habían dispuesto ejemplares de las novedades y del fondo editorial en cantidades generosas. Había títulos para todos los gustos y paladares, desde Borges hasta Virginia Woolf, pasando por Osho y Alessandra Rampolla. Alguien preguntó si eran para llevar. Una cosa tipo souvenir, digamos. Las consultas nerviosas llegaron demasiado tarde, o demasiado temprano ese alguien decidió que tomar un par de libros no podía interpretarse como un gesto desubicado. A los cinco minutos ya había varios con libros bajo el brazo, y a la media hora los empleados de la editorial tuvieron que empezar a repartir bolsas para que todos pudieran cargar con tanto cotillón inesperado.

 

Por moderación o timidez, yo sólo me animé a llevarme un par de ejemplares. Uno fue “Historia de una biblioteca” de Tomás Abraham, donde el filósofo repasa sus lecturas de Platón a Nietzsche. Leyendo algunas páginas al azar me encontré allí con un dato que se le debe haber escapado a los editores atentos a cualquier reedición coyuntural. “Una de las escenas más bellas escritas por Chesterton –nos cuenta Abraham– es la del santo caminando por los techos de Asís, deteniéndose para hacer la vertical y contemplar cómo su ciudad flotaba sobre el vacío de las nubes”. Se refiere, claro, a la biografía de San Francisco que el escritor inglés publicó en 1925.

 

Antes, en 1904, Herman Hesse había escrito otra sobre este santo al que le profesaba una devoción casi mística. Nunca había sido publicada en español, hasta ahora. Con una amigable traducción de Ariel Magnus, Edhasa acaba de lanzar “San Francisco de Asís”, acompañada por un ensayo de Fritz Wagner sobre la relación del Premio Nobel alemán con el santo medieval.